-
GLAUCOMA

1. ¿Qué es?

El glaucoma es una enfermedad ocular en la que hay un daño en el nervio óptico, producido principalmente por una presión intraocular elevada.

Esta lesión en el nervio óptico se traduce en una pérdida del campo visual. En fases avanzadas de la enfermedad, cuando el nervio óptico queda atrofiado, conlleva una pérdida de visión irreversible. Este aumento de la presión intraocular se produce porque hay una dificultad en el drenaje del líquido que circula dentro del ojo.

  
Nervio óptico correspondiente a un ojo sano. Nervio óptico con daño glaucomatoso.

2.- Tipos

Existen varios tipos de glaucoma según la causa. Vamos a hablar de los más frecuentes :

  • Glaucoma de ángulo abierto.
  • Glaucoma agudo de ángulo cerrado.

2.1. Glaucoma de ángulo abierto

Es el tipo de glaucoma más frecuente.
Como hemos dicho antes, se produce un daño en el nervio óptico, lento y progresivo en el que el factor causal o etiopatogénico principal es el aumento de la presión intraocular. Actualmente sabemos que existen otros factores que contribuyen de forma importante al desarrollo de esta enfermedad, como es la alteración en el flujo sanguíneo de los vasos del nervio óptico. Hay ocasiones en que esta "causa vascular" cobra más importancia que la "causa tensional", tal es el caso del glaucoma que llamamos normotensional.

  • Síntomas:
    Es una enfermedad de curso lento y progresiva. En fases iniciales, la persona que lo sufre no tiene molestias que le hagan acudir al oftalmólogo.
    Únicamente en fases avanzadas, cuando el daño del nervio óptico es importante, puede presentar síntomas. Estos consisten en una pérdida progresiva de campo visual, que puede acabar en ceguera cuando la enfermedad no se controla y se produce la afectación total de dicho campo visual.
Figura 1 : Campo visual del Ojo derecho normal.
Figura 2 : Campo visual del Ojo derecho dañado por glaucoma.
Figura 3 : Campo visual del Ojo izquierdo en fase terminal de glaucoma.
  • Factores de riesgo:
    Dada la importancia de un diagnóstico precoz, es recomendable conocer los factores de riesgo (factores que aumentan la probabilidad de que un individuo padezca una determinada enfermedad):
  • Antecedentes familiares de glaucoma.
  • Diabetes.
  • Miopía.
  • Edad: más frecuente en edades avanzadas.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Raza: hay estudios que demuestran una mayor incidencia de glaucoma de ángulo abierto en las razas más pigmentadas.
  • Tratamientos prolongados con corticoides.
  • Tratamiento:
    El tratamiento tiene como objetivo evitar la progresión del daño del nervio óptico, y por tanto mantener el campo visual.
    La alteración del nervio óptico y la pérdida del campo visual producida, no podemos recuperarla, es irreversible; por lo que de nuevo insistimos en la importancia de un diagnóstico precoz.

    Actualmente la forma de conseguir este objetivo es actuar sobre la presión intraocular. Disponemos de varias posibilidades terapéuticas según, el estado evolutivo del glaucoma, la edad y las respuestas obtenidas con tratamientos previos. Estas posibilidades son:
    • Tratamiento médico
      Utilización de colirios que disminuyen la presión intraocular, bien disminuyendo la producción del líquido que circula dentro del ojo, o bien, favoreciendo el drenaje de dicho líquido (humor acuoso).

    • Tratamiento con láser
      Se aplica en la zona de ojo por donde normalmente drena el humor acuoso, con lo que se facilita su evacuación y así disminuye la tensión intraocular.

    • Tratamiento quirúrgico
      Consiste en crear una nueva vía de salida para el líquido que circula dentro del ojo y de esta manera disminuir la presión intraocular. Puede realizarse con anestesia local, no precisando anestesia general salvo en contadas ocasiones.

2.2. Glaucoma de ángulo cerrado

Se produce una gran elevación de la presión intraocular y de forma súbita. Esto provoca la aparición brusca de síntomas como : dolor importante del ojo afectado, enrojecimiento, disminución de la visión, etc.

Este tipo de glaucoma se presenta en ojos con una anatomía específica: la zona por donde sale el líquido que circula dentro del ojo, está muy estrechada; en determinadas circunstancias se puede cerrar totalmente, con lo que se impide la evacuación del humor acuoso y el aumento de la presión intraocular.

 
 
 
 
     
     
 
Si accede directamente a través de esta página, pulse: Índice de la Sección Índice General